Así fue la inauguración de «A colp d’ull» de Francesc Vera

El pasado viernes 31 de mayo, inauguramos con gran éxito la exposición «A colp d’ull» de Francesc Vera. La exposición podrá verse en nuestra sala hasta final de curso.

Cuando determinada fotografía actual sigue los dictados, tan a la moda, de encorsetados proyectos programáticos y conceptos fríos, pretenciosos o previsibles, Francesc Vera se inclina, por instinto y por vocación, a realizar imágenes que, lejos de una ruta definida, responden a sinuosidades impensadas, a fotografías que más que una búsqueda metódica, son producto del encuentro casual y momentáneo. Son pulsiones escópicas repentinas que piden la inmediatez de una fotografía, ojeadas que, al fin y al cabo, y partiendo de las limitaciones técnicas y plásticas de un smartphone y de una determinada aplicación de captura de imágenes, han de permitir configurar una particular poética y una determinada opción estética.
Desde 2015, que se topa con la app Hipstamátic, Francesc Vera ha ido combinando el trabajo de la cámara fotográfica convencional con la del iPhone, haciendo de ésta última una herramienta més de su trabajo personal. Hipstamatic es una aplicación para iPhone que, del mismo modo que Instagram, está pensada para tratar imágenes con un determinado efecto y difundirlas por las rees sociales, pero, a diferencia de aquella, no aplica un «filtro» o efecto sobre una imagen ya capturada, sino que obliga a escoger previamente una combinación de película y objetivo, de diseño más o menos vintage (con efectos de gama tonal más o menos limitada y aberraciones ópticas simuladas9, sin que el usuario pueda visualizar el resultado con anterioridad. Como el efecto obtenido en la captura no podrá modificarse a posteriori, el usuario ha de preveer cuál será el resultado y si aquel efecto era el que deseaba obtener.
Si salir a la calle con un aparato fotográfico supone ya una cierta intención de fotografiar, de ir a la búsqueda de imágenes, llevar un smartphone en el bosillo no implica necesariamente dicha intención. Es por ello que estas imágenes que nos presenta Francesc Vera, realizadas en esos momentos «no fotográficos», no son imágenes provocadas, senso estricto, por el fotógrafo, sino generadas más bien por las cosas, los lugares o las situaciones que lo conducen al impulso irresistible de fotografiar, no son el resultado de una búsqueda, sino la consecuencia de un encuentro que sólo la mirada atenta del fotógrafo, aquella ojeada sagaz, sabe encontrar entre la realidad insulsa de su cotidianidad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *