«Reaccionar. Reconstruir. Representar.», de Irene Mohedano, se inaugura el 6 de marzo

Reaccionar. Reconstruir. Representar es un proyecto que parte de una investigación crítica del espacio cotidiano y de una reflexión sobre el proceso artístico y el hecho expositivo. A través de seis piezas que exploran los límites entre lo fotográfico y lo escultórico, Irene Mohedano nos incita a repensar nuestra relación con el espacio común, el arte como estrategia de visibilización y el sentido representativo del medio fotográfico.

 

Reaccionar. Rejillas, paredes desconchadas, chapas oxidadas… Esqueletos del espacio público, son lugares invisibilizados, paisajes olvidados del trazado urbano, marginados y aparentemente relegados de las dinámicas de consumo y del flujo ordinario de intercambios de la sociedad. Fuera de la agenda arquitectónica, pero a la vez sustrato de la misma, permanecen ocultos a la experiencia del transeúnte, aún a plena luz del día.  Sin embargo, son espacios producidos, planificados, condicionados, que acumulan estratos de significación. Ocultan procesos, prescriben conductas y modos de moverse en el territorio. Sostienen las formas de producción del individuo, como capas de experiencias invisibilizadas, testigos de relaciones de poder y de conflictos que estructuran la configuración urbana y social. Percibir y reaccionar ante estos espacios es leerlos como índices o síntomas de un proceso de estratificación de experiencias que apilan historia y funciones apartadas de los recorridos normativos.

Reconstruir. Mediante una aproximación casi arqueológica, a modo de investigación y reapropiación de estos paisajes, la artista parte del registro fotográfico que ha tomado de estos espacios para exponer su construcción inherente. A través de un proceso de deconstrucción y reconstrucción, disecciona y reelabora cada punto de vista, cada plano, cada perspectiva de los registros originales, como en un ejercicio de arqueología del espacio contemporáneo. Este estudio en tres dimensiones funciona como un intento de visibilización que invita a cuestionar la función y las relaciones condicionadas que desarrollamos en el espacio cotidiano.

Representar. Pliegues, detalles deliberadamente ocultos y formas herméticas hacen que la recepción de la obra por parte del visitante se rija por un juego de miradas entre lo visible y lo oculto, acentuado por el carácter tridimensional de las piezas, donde se nos insinúa más que muestra. La serie, compuesta por seis fotografías, invade el espacio de la galería desbordando el sentido representativo ligado al medio fotográfico y resaltando sus cualidades objetuales. A través de un ejercicio de autoconsciencia, la obra nos fuerza a reflexionar sobre las dificultades del ejercicio de visibilización desde la perspectiva artística, generando un cuestionamiento tanto de la idea de representatividad como de la configuración del espacio.

 

Fecha: 6 de marzo, 2020
Mesa redonda: 19:00h
Inauguración: 20:00h



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *